sábado, 18 de febrero de 2017

...¡¡¡ Mi opinión sobre: Un paisa "Viajando sin papel higiénico" !!!...

Antes de empezar, debo dejar claro que sólo soy una amante de los libros, no he hecho una carrera en letras que me permita apreciar un libro de forma profesional, así que sólo cuento con la interpretación que hago del mundo.


La historia de por qué leí este libro se debe a que mi primo quiere empezar a viajar por Colombia, y él estaba buscando algún libro que le pudiera dar consejos para poder viajar mucho gastando poco. Unos días después de nuestra charla sobre los viajes y todos los recorridos que haríamos por el mundo si fuésemos millonarios me dijo que había conseguido por internet un libro que le llamaba mucho la atención cuyo nombre es: “Viajando sin papel higiénico” escrito por Daniel Tirado (Colombiano), el libro llegó unos días después autografiado por el autor lo cual me pareció un buen gesto

Unas semanas después estuvo en mis manos, realmente no sabía que esperar porque era el primer libro de este tipo que leía.



Una vez empecé a leerlo me choco un poco el hecho de que la persona que lo estaba escribiendo contara con los suficientes recursos para emprender el viaje (pensaba más en la historia del hombre que lucho desde ceros para lograrlo) digamos que ahí llevaba ya medio papel higiénico en el bolsillo, después la situación se le complica cuando se le acaba el dinero y tiene que empezar a buscar trabajo para poder seguirse manteniendo y poder seguir viajando, pero el autor no habla en profundidad sobre sus trabajos, sólo su trabajo en Australia mereció que fuese escrito con cada uno de los sentimientos que le provocó (de este trabajo, el autor saca una reflexión con la que me identifiqué plenamente). 
En cuanto al libro como tal, aunque las historias eran entretenidas, llegué a pensar que cada historia iba a ser algo como una guía sobre lo que es viajar sin un peso, algo así como: ¿Qué tanto dinero te podrías ahorrar? o ¿cuáles son las mejores rutas?, pero él hace una aclaración sobre esto y es que ya hay muchos libros de este tipo, recomienda que hay que leerlos antes de visitar cada lugar, informarse lo mejor posible y hacer un plan de viaje. Lo que él quiso transmitir con el viaje fue algo así como: “el diario de un mochilero” retratando cada una de sus experiencias en papel, desde la alegría de conectarse espiritualmente con un sitio hasta la diarrea producida por un plato exótico (que es seguir conectado pero en otro nivel jaja).



Pienso que fue muy vaga la información cultural e histórica sobre cada lugar, sólo sentí ese interés por conocer el pasado en una de las viajes en Japón, pero realmente eso me motiva a querer hacer mi viaje y llenar los vacíos de información, igual no todos vamos buscando lo mismo cuando viajamos. Uno de los mensajes que comparto con  el autor, es la importancia que tiene mezclarse con la gente de cada lugar, allí y sólo allí podrás conocer un sitio realmente y Daniel cumple este consejo totalmente conoce personas por todo el mundo personas a las que puede recurrir en cada viaje, personas con las que puede compartir historias y ser los embajadores de cada lugar que representan, el intercambio cultural es lo que me parece lo más significativo de emprender un viaje de ese tipo.

"La gente de Hiroshima creía que no volvería a crecer nada sobre la tierra quemada, 
durante los próximos 75 años, pero ese otoño se podían ver plantas brotando entre 
los escombros"




Me desagrado en cierta parte la forma en la que hablaba de las mujeres y en ciertos comentarios se tornaba repetitivo en cuanto a la belleza de las mujeres y lo que quería o no quería hacerles (quiero pensar que esto es debido a la carga hormonal de los 25 años, jaja). Supongo que esos datos sobre la belleza en cada país es algo que podría interesarle a los viajeros, personalmente, me aburrieron un tanto. Algunos comentarios creo que a los ojos de otros podrían percibirse como racistas, pero podría ser que no entendí el humor del escritor, tendrían que juzgarlo por ustedes mismos.

"No es de machismo, sino que ver esas lindas japonesitas agachando su cabeza y  saludándome tiernamente mirándome a los ojos me pone a volar la imaginación, me acelera el corazón y me imagino cosas que ni les cuento. Mentalmente me las imagino así todas organizaditas en ligueros y con faldita diciéndome,"Sí, Dani, hazme lo que quieras Dani. Soy toda tuya. Te amo Dani". No puedo quitarme esas imágenes de la mente, y aunque trate de apartarlas, siempre están allí presentes. "



Lo que me gustó fue la sinceridad del autor al decir que él no tenía idea de cómo escribir un libro y que él escribía como hablaba. Cabe recordar que la intención del escritor fue documentar sus vivencias en cada país recorrido, entonces sus opiniones iban a ser más que subjetivas. Mientras leía sentía como si un amigo o un familiar me estuviesen contando sobre las peripecias vividas en sus vacaciones en otro país, en ese sentido me sentí cómoda porque era un lenguaje familiar aunque su humor no fue compartido (como  ya lo había dicho antes).Las imágenes contextualizan las historias y hay algunas que hacen entender lo que el escritor va sintiendo, es una lectura ligera que promueve que cumplas tus deseos y viajes por el mundo y no te quedes encerrado en las cuatro paredes que conoces. Creo que si el autor hubiese integrado las recomendaciones del final del libro con cada uno de los problemas que tuvo, pero de manera más detallada hubiese sido mucho más llamativo para el lector (o para lectores como yo) algo así como historia + moraleja= recomendación vital.

"Me lamentaba de no tener mejores zapatos, hasta que vi a un hombre que no tenía pies".




El escritor es de una región de Colombia (Medellín) donde las personas son guerreras, trabajadoras, que no se varan ante cualquier situación y llenas de carisma, Daniel refleja claramente cada una de estas características. Enredador (en el buen sentido) y con mucho perrenque (ánimo y energía) es mi percepción final de Daniel Tirado el hombre que se sale de la monotonía y vive su sueño diario de viajar por el mundo. Sus más claros mensajes son: si te propones viajar lo puedes lograr y debes tener claro en algún momento tendrás que rebuscártela, debes tener malicia indígena (es decir, ser más vivo que los demás) y ver siempre el lado positivo de cualquier problema, que siempre será mejor compartir con los locales que ir a los centros comerciales más grandes de la ciudad, y que en las personas de la región está la esencia de cada sitio. 

"Un viajero no se nutre con viajes perfectos, porque es justo el riesgo, la aventura y algo de sufrimiento cuando algo anda mal, que se fijan en la memoria sensaciones y percepciones que duran para siempre"

Mi calificación: 



QUE TENGAN UN EXCELENTE VIAJE LITERARIO BOOKLOVERS.  





0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.

© Pedacitos de Mi., AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena